martes, noviembre 21, 2006

Olor a MADRE....


Aunque ya seamos un poco mayores......


Ningun perfume es tan especial como el "olor a MADRE"!!!!!!


Y ningún amor es tan grande como el de una MADRE.


El mejor recuerdo de la niñez tiene siempre "olor a MADRE".


Bien sea por las veces que le oíste decir -No me gusta...
mientras te cedía su dulce preferido de chocolate;
por los momentos que después de probar
un par de cachetes de sus manos
la sentiste llorar en silencio,
o por las veces que percibiste su mirada cómplice
cuando un fuerte regaño de papá te anunciaba
la suspensión de los juegos de la tarde.


Quizá por eso siempre la verás corriendo al lado tuyo
en la bicicleta dándote consejos
para mantener el equilibrio,
sin ella misma haber probado jamás unos pedales;
o sacándole puntas a tus lápices
cuando casi todas las luces se han apagado
y lo único que queda abierto es la tapa de tu mochila.
De nada valdría amputarles el gusto.


Para ellas,
siempre habrá un solo niño bello en el mundo,
el suyo.


Y ni te preocupes por decirles cuando tengas un problema
que su ayuda sería sólo como una gota de agua en el mar,
pues ella te dirá que el mar
sería menos profundo si le faltara esa gota.


Ellas son así.


Nunca les gusta estar
entre las personas en las que uno puede apoyarse,
sino ser la única persona que hace posible
que no necesites apoyarte en nadie.


Quizás una de las mejores definiciones que conozco
me la dio hace mucho tiempo alguien que me dijo
que las madres existen
porque Dios no puede estar en todas partes.


De eso no puedo dar fe.


Pero si sé que son las que te acogen si te equivocas,
que hacen una fiesta cuando estas feliz,
que en los ratos malos
hacen lo posible para comerse tu tristeza,
que te creen siempre pequeño,
que te hacen diferente,
que piden disculpas por ti,
que te saben suyos...


Muchas veces los hijos omitimos lo que sentimos
porque lo damos por consabido
sin percatarnos cuánto les gusta
que nos acerquemos despacito
y le susurremos "Te quiero"
al tiempo que le hacemos alguna maldad infantil.


Por eso mañana
no me importará que me crean cursi
porque le invento poemas
o porque me escurro tempranito en su cama
para atesorarle un regalito bajo su almohada,
mientras ella finge el más profundo de los sueños.


Así pueden ser ellas:


Indescifrables como un crucigrama
y tan predecibles como el tiempo.

7 comentarios:

almena dijo...

Qué bonito homenaje a "ELLAS".
Me sumo a todo cuanto has escrito.
Un beso!

MaryLohaan dijo...

Hasta que yoi no he sido madre, n o he sabido valorar el amor de mi madre.
Una relación difícil, pero las madres somos así.
Ser madre es lo mejor que me ha pasado en la vida.
Saludos cordiales.

soleil dijo...

gracias por tu poema tu sentir tus palabras....si estoy enamorada de la vida y de un hombre. Me encanta como escribes y te seguiré de cerca. Lo mejor para vos. Saludos blogueros a través de la distancia

pensando con el corazon dijo...

También me uno a tus palabras. Precisamente este fin de semana he tenido a mi madre en casa... disfruto tanto de ella....

Le he escrito algo, mientras estaba sentada a mi lado haciendo punto... algún día me atreveré a colgarlo del blog... pero son los mismos sentimientos. Ella sigue siendo fundamental en mi vida..

Un beso

Olvido dijo...

Hola Dulce ... bueno yo no tengo la suerte de tenerla .. pero soy mama y tu poema ... nos describes tal cual somos.... unicas e intrasferibles..
Doy gracias a la vida por poder amamantado a mi hijos, y le pido que me de vida para acompañarlos en este camino tan dificil ... llamado VIDA...
Te dejo um beso gigante amiga !!!
Olvido

Natán dijo...

Que lindo.
Lejos de ser cursi.

Yo quiero explicar porque me enojo con la mía pero no es sencillo.
A veces te dan alas y luego no te dejan volar. O pretenden que aprendas a volar solo porque lo creen mejor.

Anónimo dijo...

Joder, ni que los hombres no tuviesemos sentimientos!!!!,unicamente comentais las mujeres.....

Pues a mi tambien me ha encantado!!!

Tanbien llevo el olor de mi Madre muy cerquita del corazon.....