miércoles, septiembre 27, 2006

LA DIFERENCIA PIDE PERMISO

La sociedad es un inmenso mercado, donde muy temprano las personas son etiquetadas y colocadas en algún lugar, sin elección posible. El guapo, el feo, el desarreglado, el inteligente, el retrasado, el grande, el pequeño, el normal , el anormal...

Y se juzga, sin piedad, a los débiles , a los fuertes , a los vencedores, a los perdedores, a los sanos, a los enfermos.

Se le llama diferente a aquél que no está en la misma línea de normalidad que la mayoría de los seres humanos. Pero, ¿Qué es ser diferente sino el hecho de no ser igual?¿Acaso no somos así, todos diferentes?

¿Por qué etiquetar, si todos traemos en nosotros innumerables riquezas, aunque en muchas ocasiones imperceptibles ?

¡Sí! ¡La diferencia pide permiso!!!

¡Dame oportunidad!

¡Déjame mostrar quien soy, a mi debido tiempo! Déjame desarrollar mis capacidades y haré florecer mi desierto.

Pido la oportunidad para mostrar de lo que soy capaz. Pido aceptación para estar en mi lugar, no el escogido para mi, sinó a donde soy capaz de llegar.

¡Si no plantamos semillas, jamás recogeremos frutos!

Dejar que cada cual desarrolle a su tiempo y ritmo su potencial es dar apertura al mundo.

Es la diversidad de las flores lo que da belleza a un jardín.

¿Quien es normal y quien es anormal si la sangre corre de la misma forma en todos, si el corazón late de la misma manera, si las lágrimas tienen el mismo color y si la sonrisa habla con las mismas palabras?

La diferencia pide aceptación, pide respeto, pide tolerancia y pide, sobre todo, mucho amor.

Anormal no es quien huye de los patrones sociales; anormal es quien no comprende y no acepta que somos todos seres imperfectos, pero, no por ello, peores ; anormal es quien se cree grande y piensa que todo el mundo es pequeño ; es quien no se dio cuenta del verdadero significado de la palabra amar.


¡La diferencia pide permiso!...

¡Ábrele el camino y verás a dónde es capaz de llegar!

2 comentarios:

"sarsillo" dijo...

VIvimos, ciertamente en un mundo de "etiquetas" impuestas por los que yo llamo, "los estrechos de mente y corazón"... Cuando no somos capaces de sentir, el aire que nos acompaña cada dia y cada noche...
Los diferentes, tienen la capacidad de elevarse por encima de estas "condenas terrenales" y son capaces de transmitir lo verdaderamente importante... El que no sea capaz de darse cuenta de esto.. es un desgraciado...

Un besito

Anónimo dijo...

Dulce, eres tan sensible que las personas deberian estar agradecidas por sader que existes y nos hagas recapacitar, gracias una vez mas

Polvorilla