domingo, diciembre 10, 2006

La importancia de las raices.
















El hombre edificó su casa y la embelleció con un jardín interno.
En el centro plantó un roble. Y el roble creció lentamente.
Día a día echaba raíces y fortalecía su tallo para convertirlo
en tronco, capaz de resistir los vientos y las tormentas.
Junto a la pared de su casa plantó una hiedra y la hiedra
empezó a levantarse velozmente. Todos los días extendía
sus tentáculos llenos de ventosas, y se iba alzando adherida
a la pared.
Al cabo de un tiempo la hiedra caminaba sobre los tejados.
Y el roble crecía silenciosa y lentamente.


- ¿Cómo estás, amigo roble?, preguntó una mañana la hiedra
- Bien, mi amiga, contestó el roble.
- Eso dices porque nunca llegaste hasta esta altura,
agregó la hiedra con mucha ironía.Desde aquí se ve todo tan distinto.
A veces me da pena verte siempre allá en el fondo del patio.
- No te burles, amiga, respondió muy humilde el roble.
Recuerda que lo importante no es crecer de prisa, sino con firmeza.

Y el tiempo siguió su marcha. El roble creció con su ritmo
firme y lento. Las paredes de la casa envejecieron.
Una noche una fuerte tormenta sacudió con un ciclón
la casa y su jardín.
El roble se aferró con sus raíces para mantenerse erguido.
La hiedra se aferró con sus ventosas al viejo muro
para no ser derribada. La lucha fue dura y prolongada.


Al amanecer, el dueño de casa recorrió su jardín
y vio que la hiedra había sido desprendida de la pared
y estaba enredada sobre sí misma, en el suelo, al pie del roble.
El hombre arrancó la hiedra y la quemó.
Mientras tanto el roble reflexionaba:

- Es mejor crecer sobre raíces propias y crear un tronco fuerte,
que ganar altura con rapidez, holgados de la seguridad de otros.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Las raices, cuando transplantas un arbol, tienes que recortarlas, lo mismo que las ranas, el tronco necesita toda la fuerza para revivir....., formar de nuevo las raices, las ramas....pero a veces se transplanta sobre rocas, le es mas dificil.....no imposible

Esto ocurre, bien sea porque estaba mal ubicado, pero el arbol merece la pena ser trransplantado o porque elentorno no es el apropiado, es un riesgo que se corre, durante una temporada tienes que cuidarlo un poco mas, tratarlo con mas cariño, esta en fase ceitica, se ha quedado sin nada, le has despojado de sus ramas y has recortado sus raices, pero si el arbol es fuerte, crecera con mas fuerza que antes, volveran a anidar en el las aves, volvera a dar sombra.... es cuestion de trato, siempre hay una persona dispuesta a intentar volver a ver ese arbol frondoso....siempre existe una persona con sentimientos, dulce.....

Hay personas que cuando ven que el arbol esta sufriendo, intentan acabar con el, pero depende de la lucha que haya tenido para crecer,a lo que este ya acostumbrado este arbol, sies fuerte, por mucho que lo intenten secar, siempre tendra un brote tierno para volver a formarse.

Un besito

Un arbol con madurez....

Anónimo dijo...

Hola Dulce:
Como ves sigo paseando por tu blog, aunque a veces no te deje mi recuerdo escrito .
Es hermosa y cierta la historia del roble y la hiedra, porque no se puede vivir sin raices y cuando no se conocen, se buscan , porque está escrito en lo más intimo del ser humano, porque es en sus raices donde se le transmite la sabiduria y el conocimiento acumulado a través de millones de años de existencia.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Precioso relato. Intentaré ser roble, pero sin dejar de apoyarme también en los demás.

Un saludo

Anónimo dijo...

me encantó!! y estoy totalemnte de acuerdo con la reflexión final del roble! Es necesario crecer con firmeza, con nuestras propias raices!!! y no agarrarnos de los demás...porque cuando viene un viento...que hacemos?

Sinceramente me gustó mucho! muy lindo- lindo!

beso

Anónimo dijo...

Dulce precioso relato, como de costumbre...

Sabes hacer llegar los sentimientos a los corazones... eres especial

Un abrazo

Sarsillo

Dulce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Es una hermosa historia que inmediatamente hace reflexionar