jueves, octubre 05, 2006

De cuando en cuando nos hace falta.....


El sol.

La mirada aprobatoria de un cómplice cuando te escapas de clases.

La sonrisa perfecta, elegante, digna e intachable cuando metes la pata frente a personas importantes, o cuando tratan de robarte tu momento en público.

Decirle "sus 4 cosas" al jefe abusivo que constantemente sale de aprietos por nuestras acciones pero que es incapaz de aprender de sus errores (¡y menos aún de dar las gracias!)

A veces hace falta sonreir, simplemente porque nos sentimos aliviados y "bien" con uno mismo.

A veces hace falta llorar unos minutos, deprimirse, sentirse abrumada por la vida, por las decisiones y por los resultados, sin que nadie nos diga "Te lo dije"!!!!! Y simplemente nos de un abrazo. Sin preguntas. Cuando se está abajo no necesitamos ayuda extra para quedarnos allí. Claro, que luego de ese quiebre de temperamento, de vulnerabilidad expuesta, reponerse y pensar con optimismo hace falta para avanzar y seguir adelante.

A veces hace falta no hacer nada. Dejarse llevar, cometer una imprudencia, escaparse con alguien, comprarse un regalo caro o inusual, darse unos besos a escondidas, cuidar al mejor amigo y dejarlo ir seguro, tomarse una copa con alguien y descubrir que es super interesante.

Hace falta salir todos los días con el mejor humor del mundo, porque luego el día suele venirse encima.

3 comentarios:

"sarsillo" dijo...

Por fin Dulce!!!!!!!!!!
TE echabamos de menos....

Y es verdad que a veces tenemos la sensación de que los días se nos vienen encima... pero yo estoy segura, que las personas como tu... y..."" saben andar por la vida... y no permiten que ésta, les pase por "lo alto"....

Y eso es... porque sabéis conquistar corazones...

Me alegro que vuelvas a caminar por aqui..

Un besito

Dulce dijo...

Cuanto que agradezco tus comentarios!!!!!


Me suben la moral hasta el cielo!!!


Un besito.

Anónimo dijo...

Si, dulce, son "cosas que hacen falta", no cabe duda

Un besito