jueves, septiembre 21, 2006

Un poco de respeto para "NUESTROS MAYORES"


"No me deseches en el tiempo de la vejez; no me desampares cuando mi fuerza se acabe. Aun en la vejez y en las canas, no me desampares”.

Cuando nos mencionan la palabra viejo, nos viene a la mente “objeto obsoleto o fuera de uso” cuando pensamos en la palabra vejez creemos qué no nos pasara a nosotros, que ese vigor, ese divino tesoro nunca se acaba y que un día como por arte de magia haremos este proceso reversible y habremos encontrado la fuente de la eterna juventud.

Toda clase de mitos y creencias socioculturales se dicen sobre la “tercera edad” ya cuando una persona pasa los 40 le es casi imposible mantenerse en el competitivo mercado laboral, donde se solicitan “jóvenes con experiencia” de 25 a 35 años, la publicidad nos llena la cabeza con mensajes como “para verse siempre joven” “tan joven como el primer día” esto nos va comiendo el inconsciente con la idea de que hacerse viejo no es bueno.

Ahora los abuelos estorban, les hemos quitados sus roles, ya no son los que aconsejan, no los queremos en el medio porque son muy lentos, porque no van al ritmo de nuestros tiempo, algunos por que están pasados de moda y no se les puede hacer caso, sin saber que su vida se nutre con el afecto, el compañerismo, los regalos, las palabras tiernas, el hacerlos sentir bien el tiempo que les queda.

Hemos olvidado que ellos fueron jóvenes un momento, y tenían las mismas inquietudes, los mismos deseos que tenemos nosotros. Pero ellos tienen algo que nosotros no tenemos, la experiencia……

Los asilos están llenos de abuelitos con sonrisas arrugadas y cuentos color sepia, donde esperan que alguien se conmueva y les lleve cariño o que algún familiar esporádicamente aparezca.
A veces sin saber les hacemos daño, ellos que saben más que nosotros porque han vivido más, los que saben contar los verdaderos hechos de la historia mejor que en los libros, esos de voz pausada y caminar lento.

"No importa lo viejo que seas sino cómo lleves la vejez". Proverbio chino.

Creo que debemos cuidarnos todos de la vejez mental, esa vejez que se come el espíritu espontáneo y feliz que llevamos dentro, esa capacidad de reír a los problemas, de cantar bajo la lluvia y de vivir eternamente enamorados, la vida nos pasa por delante como una película y nosotros estamos muy cansados ya para ser los protagonistas.

2 comentarios:

"sarsillo" dijo...

Porque todos llegaremos a ser mayores..pero no por eso dejaremos de ser padres...

*****El Tazón de Madera...*******

El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Se mudó de casa. Estaba solo y deseaba compartir en sus últimos días. Los años no pasaron en balde y ya las manos le temblaban. La vista era torpe y los pasos no eran tan fuertes como hace unos años.

Toda la familia comía junta en la mesa. Pero las manos temblorosas y la vista enferma del abuelito hacían del alimentarse un asunto difícil. Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, no era difícil que se derramara la leche sobre el mantel.
El hijo y su esposa se cansaron de la situación:
“Tenemos que hacer algo con el abuelo “, dijo el hijo.

“Ya he tenido suficiente y estoy muy harto de esta situación. " Derrama la leche; hace ruido al comer y tira la comida al suelo”

Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor; pasaban los días y el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer.

Como ya había roto varios platos, su comida era servida en un tazón de madera. De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y odiaban ver una lagrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado solo.

Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran frías llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida. El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la cena, el papá observo que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo.
Le pregunto suavemente: " ¿Que estas haciendo?”.
Con la misma dulzura el niño le contestó:
“Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos. “
Sonrío y siguió con su tarea. Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla.

Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer. Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guío de vuelta a la mesa de la familia.

Por el resto de sus días ocupo un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa, parecían molestarse más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben.

Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas.
Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los bloques con los que construyen el futuro de su hijo.

Seamos instructores sabios y modelos a seguir.
He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus padres, los vas a extrañar cuando ya no estén contigo (triste pero muy cierto), además ellos fueron los que te tendieron la mano cuando caíste mientras aprendías a caminar, los que te atienden cuando estas enfermo.....)

He aprendido que aun cuando me duela, no debo estar solo.
He aprendido que aun tengo mucho que aprender y que debes pasar esto a todos los que te importan. Yo acabo de hacerlo. La gente olvidara lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca como los hiciste sentir.

P.D.: Dale un abrazo a tus padres de mi parte por que gracias a ellos tengo un amigo inigualable, ¡TU!; y a ti te mando un abrazo muy fuerte y una sonrisa enorme. Y si ya no están entre nosotros haz una oración por ellos y dale gracias a Dios por los excelentes padres que te dio.

Triste pero cierto amigos, no es una cadena, es solo un poco de realismo de nuestras actitudes con las personas que mas nos han amado y que mas han dado por nosotros…

NUESTROS PADRES.

Dulce dijo...

La reflexión "EL TAZON DE MADERA",
me gustó tanto que ya la publiqué
en este Blog ....Creo que fué el
17 de Agosto.

Gracias por recordarla!!!!!

Y sobre todo gracias por
considerarme tu amiga.

Un besito.